Dron en Tokyo

Si tuvieras un pequeño helicóptero con cámara incluida y fueras capaz de controlar su movimiento, ¿Dónde sería tu primer vuelo en público? Pues el de mi marido fue entre los cerezos del Shinjuku Gyoen, un parque tradicional y en medio de Tokyo. ¡Bellísimo!

En un comienzo estaba muerta de miedo que JP causara algún accidente catastrófico o que su helicóptero se ahogara trágicamente en el lago (Uuuy). Y no es que mi marido sea un peligro público (jeje, para eso me tiene a mí), sino que todos sus intentos anteriores habían sido en lugares “seguros”, con nadie a quien eliminar. Por lo mismo, en cuanto el bicharraco comenzó a elevarse todos mis miedos se esfumaron, JP lo tenía bajo control y gozaba tal como si fuese un niño con su primer auto a control remoto. Es que lejos su Quadcopter Hubsan X4 H107C, es su juguete preferido en estos últimos meses. ¡Y me encanta!

Sorprendida. De un momento a otro tenemos a nuestro alrededor a una decena de personas con sus miradas hacia el cielo. Exclaman maravilladas y levantan sus cámaras totalmente curiosas de aquel pequeño visitante. No puedo reprimir la risa, miro a JP, quien pese a estar sonriendo no quita los ojos de su juguete.

 

Necesitamos aficiones y evolucionar con ellas. Estamos tan inmersos en una cultura comercial y de aprobación social que muchas veces se nos olvida aquellas cosas que nos apasionan y que en definitiva nos diferencian de los demás. Pintar, tocar un instrumento musical, armar tanques a escala, sacar fotos, escribir, ser chic@ fashion y/o fitness, cantar, correr, pilotear un pequeño helicóptero, andar en bicicleta, explorar la espiritualidad, cocinar, leer, ser cosplayer, estudiar idiomas, viajar, jugar juegos de rol, bailar, uy, entre muchas más. Que no te de vergüenza decirlo, la vergüenza debiese ser de aquellos que piensan que “no eres productivo” para el sistema siniestro en el que vivimos. 

Y tú ¿Tienes alguna afición? ¿Cuál?

Con cariño, V.

¡Si no quieren perderse ninguno de mis artículos, los invito a suscribirse a mi blog! Y si prefieren las redes sociales, pueden seguirme en su favorita o en todas, estoy en FACEBOOKINSTAGRAMYOUTUBE. ¡Gracias y hasta la próxima!

NEVER MISS A POST!

¡Suscríbete y sé el primero en enterarte de las nuevas publicaciones en Lovilmi!

También te podría interesar

4 comments

  1. Me encantó el último párrafo! Desde muy pequeña que me gusta demasiado leer blogs de gente extranjera en Japón u otros países asiáticos, aún mejor si son Chilenos, & me he enamorado del tuyo, al cual llegué desde el de Cassandra, la niña que vive en China hahaha

    Por mi parte a mis 22 años & después de 10 años de lleno en el mundo “otaku” al fin he comenzado a coleccionar figuras & mangas, algo que en mis tiempos de estudiante no podía hacer porque no tenía de dónde sacar dinero hahaha. Estudié Fotografía un par de años, así que esa es mi afición, la cual combino con lo que anteriormente nombré. Me encanta tomarle fotos mis colecciones, tengo un blogger con las cosas que me voy comprando & desde hace un par de meses que hago reseñas de mangas para una web sobre cómics.
    Super ñoño todo, pero no me avergüenzo para nada, & también creo que no deberíamos avergonzarnos de hacer lo que realmente nos gusta, siempre & cuando esto no dañe la integridad de otro.

    Cariños!!

    1. ¡Hola! Ahh, qué envidia haber estudiado fotografía!! Y que top que hagas reseñas de comics y mangas! Uau, que pro! ¿A qué web le haces reseñas? Yo hace años que no abro un manga, pero recuerdo con mucho cariño mi única colección de Rurouni Kenshin que me espera en alguna cajita en Chile. Mi afición es sacar fotos y a lo que sea jajaja, onda soy la típica tipa loca que espera sacarle fotos a la comida antes de comérsela caliente jajajaja simplemente no quiero olvidar, la mente es frágil. Y escribir es otra gran ayuda, da matices y me fascina! Veré ahora mismo tu blog wohoo! Saludines!

  2. Me gustan los idiomas y trato de aprender apenas pueda, por eso ahira me encuentro estudiando coreano. Debo aclarar que no tengo habilidad, me cuesta mucho, pero tengo a mi favor las ganas de aprender y el gusto por las culturas diferentes y la forma de comunicarse que tienen las personas. Al principio, era el punto fijo de todas las burlas de mis familiares y amigos, pero ya con el tiempo se han acostumbrado a mis gustos, porque tambien me gusta el animé y las series japonesas y coreanas y alguna que otra taiwanesa y tailandesa que he visto. O sea, todo lo que venga de oriente me gusta! Hace poco terminé de leer la trilogía de Musashi y quedé absolutamente encantada. Apenas pueda buscaré mas literatura japonesa porque ahora estoy leyendo “El amante japones” la ultima novela de Isabel Allende, una de mis novelistas favoritas.

    Saludos desde Chile!

    1. ¡Hola Catita! Me identifico completamente contigo. Cuando empecé a estudiar japonés todos me miraban como un bicho raro, de hecho se divertían haciéndome presentarme en japonés cada vez que podían.
      Es difícil tener el gusto que tenemos en Chile, hay mucha ignorancia de la cultura asiática. Para muchos Asia son solo “chinitos” por lo que coreano o japonés es algo casi obsoleto.
      Sigue esforzándote con el idioma, que da igual si tienes talento para aprender algo en especifico. Es mucho más valioso tener la convicción y la fuerza para seguir adelante 🙂 esos son los mejores estudiantes!!!! Y buscaré la última novela de Isabel allende, a ver si realmente se muestra a un real amante japonés jejeje. cariños!!

¡Anímate a comentar! ♥