7 estados que implican escribir una novela

Escribir una novela es un proceso para nunca acabar. Por más que escribes, lees, relees, vuelves a editar y lees, siempre te quedas con la sensación que hay algo por mejorar. Llevo en este camino más de año y medio y pese a haber empezado desde cero, creo que lo más difícil han sido los traicioneros estados de ánimo que han hecho de mi productividad algo muy inestable. Y hoy queridos lectores les quiero contar los 7 estados que he vivido desde que decidí escribir mi primera novela (¿Y tal vez última? jajaja)7estadosimplicanescribirnovelalovilmiblog

1. ¡Estado ON FIRE!

¡Ese momento en el que te sientes poderosa y prometes que algún día tocarás las mismísimas estrellas! Las ideas fluyen a mares y golpean las paredes de tu mente haciendo que cualquier pensamiento sea muuuy intenso. Se te vienen a la mente las primeras ideas del tema de tu novela, las características de tus personajes y aún cuando no sabes miles de detalles confías que todo se arreglará en el camino… Y escribes. Escribes y escribes a la velocidad de la luz. Arrasas con todo y te guías por tu instinto. Relees tus primeros escritos y juras que tus lectores quedarán maravillados con tu “deslumbrante talento”…… ¡JÁ!

2. Estado CONFIANZA

Cuando tienes la confianza suficiente te animas a mostrar tu “creación divina” a tu primer cómplice, en mi caso mi marido, quien pese a haber sido súper cuidadoso con su crítica constructiva, sus palabras me arrastraron al suelo. ¡Buaaaaaaaa! ¡Snif! Y es que al parecer no era el diamante en bruto que pensaba, la gran revelación y bla. He tenido problemas con errores gramaticales, incoherencias y “mi extraño español”  (y es que suelo leer libros en español de España y joder tío, que no me va eso de usar cachai y modismos chilenos! jajaja). En fin, los primeros comentarios beta tester pueden ser debastadores o por el contrario, te pueden elevar a un nivel impensado…

3. ¡ESTADO AVE FENIX!

giphy (42)“¡Esta vez sí que puedo! ¡Tus comentarios no me vencerán! ¡Vamos que se puede!” te dices una y mil veces frente al computador o al Kindle cuando revive tu espíritu saiyayin. Debes mejorar y superar todos los comentarios negativos que encuentres pertinentes: Estudias a un ritmo descabellado, lees todo lo que puedes, analizas capítulos de otros autores, el transcurso de sus historias y el desarrollo de sus personajes, profundizas en herramientas formales para escribir y te haces un itinerario de trabajo. Y es en este estado cuando te das cuenta que no hay vuelta atrás, ¡debes terminar tú novela! ¡Oh Yeah!

No recuerdo muy bien el motivo de nuestro viaje. Ibamos muertos de la risa con JP hasta que subió al vagón una japonesa de ropas estilosas, melena recta, flequillos y labios rojo sangre. E inmediatamente se me vino a la mente la imagen de Yoko, uno de mis personajes secundarios y de estilo geométrico. JP se percató de mi atención y sin muchos rodeos me robó los pensamientos.

4. Estado en BLANCO

Debo confesar que lo peor de este viaje creativo con la escritura han sido los silencios incómodos de aquellos que no saben qué decir cuando les digo con orgullo que escribo una novela. He recibido de todo. Silencios, comentarios desubicados y bromas para nada mi gusto como “Ahhh, entonces ahí aparece Godzilla y… “, ok, ese tipo de comentarios mientras les cuento el argumento de mi novela ROMÁNTICA inspirada en Tokyo (¿Godzilla? ¿en serio? UF, por último Mr. Darcy o Grey, no?). Y aunque he recibido algunas respuestas interesantes, es inevitable sentirse perdida cuando el silencio te refriega en la cara que lo que haces no da para una conversación real, no es del interés, y que esa persona (amigos cercanos incluso) prefieren hablar de cualquier otra cosa. Por lo mismo querido lector, prefiero responder lo que creo que podría querer escuchar un desconocido: “¿Qué hago en Japón? Pues trabajo para un proyecto educativo de una empresa chileno-japonesa”. Y fin, ellos felices y yo tranquila porque no miento, sólo omito mi trabajo más importante 🙂

5. Estado de No, No y NO

Días, semanas e incluso meses he pasado en crisis y sin escribir cuando mi espíritu escritor está en modo bulto. El argumento, los personajes, mis habilidades, todo, absolutamente todo es cuestionado. “¿Soy escritora? ¿Es lo que realmente quiero contar? ¿Para qué hago todo esto? ¡Ahhh! ¡Todo me queda mal! ¡PÉSIMO!” Y prefiero mil veces hacer cualquier otro pasatiempo que enfrentarme a aquello que sé que debo terminar. Hasta que un día…

6. ¡Estado ESPERANZA!

giphy (32)Hasta que un día escuchas realmente las dulces palabras de aquella persona que está pendiente de tus avances y las haces tuyas. “Tú puedes hermosa” “¡Eres seca! 😀 (traducción: ¡Eres genial! :D)”, etc., son algunas bombas inspiracionales que recibo de mi amado lector favorito. Querido lector, el apoyo es súper importante para un artista. Que crean en ti y valoren lo que haces con sinceridad es algo que se siente. No sabría decirte cómo pero de que es algo identificable, lo es.

7. Estado de ACEPTACIÓN

Han pasado los meses y finalmente entiendes que tu estado anímico literario es cambiante e influirá directa y eternamente tu productividad. Siempre tendrás días negros y blancos, siempre habrá ese día que querrás enviar todo a la mier@/&! o querrás empezar todo de nuevo. Sin embargo y por el poco tiempo que llevo en esto, la escritura es una construcción personal y debes aceptar que no existe el libro perfecto. Tan sólo debemos mantenernos firmes ante aquello que nos inspira y potenciar nuestra sensibilidad con el mundo que nos rodea 🙂

Con cariño, V.

¡Si no quieren perderse ninguno de mis artículos, los invito a suscribirse a mi blog! Y si prefieren las redes sociales, pueden seguirme en su favorita o en todas, estoy en FACEBOOKINSTAGRAMYOUTUBE. ¡Gracias y hasta la próxima!

NEVER MISS A POST!

¡Suscríbete y sé el primero en enterarte de las nuevas publicaciones en Lovilmi!

También te podría interesar

12 comments

    1. ¡Gracias Furtivaa! El día en que te decidas definitivamente por iniciar tu novela te acordarás de mí jajajaja. Uuuy! Es un parto…
      Y sí, los dibujos los hice yo (◕‿‿◕。), hace mucho que no lo hacía jeje. ¡Que estés bien!

  1. Yo nunca he intentado escribir una novela, pero me imagino que debe ser estresante y frustrante, sobre todo cuando estas en el periodo de bloqueo. Buena suerte y si necesitas un tester reader, avisame, me encantaria ayudarte. (soy critica con el trabajo de otros (reviso calidad de trabajo a mis compañeros, aunque yo hago errores notables cuando escribo xD) Un beso! saludos al JP.

    1. ¡Yeeeeei! Siiii, sería genial que fueses mi beta reader. Me encanta como escribes a lo narrativo en tu blog, se nota que eres lectora! Ya, organizaré un pack de capítulos y te los envío jijijiji. Tienes kindle? Te contacto por interno 😀 gracias!

      1. ushi no tengo kindle (aun me gusta el olor de los libros al leerlos jejeje) pero tengo mini ipad, asi que igual se podria leer no? en que formato lo enviarias? (seguimos por interno xD)

  2. Olvide agregar algo. No llevamos mucho tiempo de conocernos, pero tambien considero que eres seca! asi que Gambatte kudasai!! o a lo K-Drama “fighting!” (es mi favorita y siempre la uso jejeje)

    1. jajajajaja locaaaa! Según JP nos llevaríamos demasiado bien xD!! Y gracias por el halago, estoy tirando toda la carne a la parrilla jaja
      Ves K-dramas? creo que sí…. yo tb!!!!! Ajaja Fighting!!!!! (De hecho si vienes a Asia no necesitas ir a Korea, aquí en Tokyo “le tenimu” hasta un korean town (*∩ω∩) )

      1. Korean town! muero… tengo que ir a japon algun dia (despues de chile y USA) luego ya partimos a explorar, la verdad es que la casa nos salio carita y aun estamos en proceso de mejoras asi que money is tight atm.
        Tengo que ir a HK y Singapure a conocer a mis amiguetes de por alla.
        Fighting!! \o/

  3. aunque no se que se siente escribir una novela debe ser interesante ademas de que entras en una gran aventura, es inspirador todo lo que escribes, te deseo lo mejor para que termines tu novela con todas las ganas y esperanzas de cumplir este sueño, estaré encantada de leerlo algún día.
    todo lo que escribes me inspira hacer miles de cosas y a cumplir mis sueños, sigue así.
    Saludos. 🙂

    1. ¡Muchas gracias Katherin por tus palabras! Tú eres una fuente de inspiración para mi también, gracias por el apoyo. Espero terminar mi novela en la fecha que me autoprometí jejeje.
      ¡Un saludote a Bogotá! Que estés muy bien 🙂

¡Anímate a comentar! ♥