El primer vuelo: 10 consejos para volar con un bebé

En diciembre del año pasado tuvimos el primer vuelo con nuestro hijo que en ese entonces tenía 3 meses, una experiencia inolvidable de 18 horas de estrés y descanso a ratos. Y hoy, queridos lectores, quiero compartirles 10 consejos para mejorar la comodidad de ustedes como la de su hija/o en el vuelo, ya que como supondrán, viajar con un bebé es toda una aventura!!!

¿Entonces, qué debo considerar al volar con un bebé?

1. Prepara la documentación de viaje de tu hija/o

Al igual que todo pasajero, tu bebé necesita pasaporte. En muchos casos el trámite se demorará muy poco, pero si vives en el extranjero puede que el consulado se demore incluso 9 meses en entregarte el pasaporte (!!!). De ser así el consulado puede proveerte con un documento de viaje provisorio, el cual acreditará que tu hijo está en proceso de obtención de pasaporte.

Y no olvides de verificar las vacunas obligatorias que debe tener tu hija/o al ingresar a otro país. En nuestro caso llevamos en caso de emergencia todo el historial médico de nuestro hijo en inglés 🙂

2. Reserva asientos preferenciales y/o estratégicos

Viajar con un bebé o niño pequeño requiere movimiento. Probablemente necesitarás agua, llevarlo al baño, o querrá gatear o caminar, entre otras cosas. Por lo mismo es muy útil viajar de noche y sentarse en el pasillo o en los asientos preferenciales para bebés.

Si tienes un bebé que mide hasta 70 cm y pese menos de 10 kg, puedes acceder a asientos con canastas. Éstas se reservan por internet y no tienen costo adicional, y sólo pueden usarse en asientos especiales para bebés. Así que en cuanto puedan reservar asientos no duden en buscar esos puestos, los cuales suelen estar tras la zona de servicio de las azafatas.

Por cierto, si les cancelan el vuelo a última hora puede suceder que no les respeten la reserva a los asientos con canastas para bebés. Nosotros volamos con KLM, pero al cancelarse el vuelo quedamos en un asiento normal de pasajeros. Al menos nos devolvieron el costo de la reserva y nos acomodaron en 3 asientos continuos, en vez de los 2 que habíamos pagado.

3. Protege tu coche

Si tienes pensado viajar con tu coche te sugiero envolverlo o comprarle un protector especial de coches ya que probablemente NO irá en cabina. Hazte la idea que o por espacio o disposición de la tripulación, tendrás que dejar tu coche junto a tus maletas bajo el avión, y que posiblemente al retirarlo tendrá algún golpe, estará sucio o incluso tendrá alguna rueda rota.

Mi recomendación es que lo envuelvas lo mejor posible o verifiques con la marca de tu coche alguna opción segura. En nuestro caso tenemos un coche Stokke y ellos tienen la opción del bolso de viaje, una opción cara pero muy útil si es que son padres viajeros. O por último no lleves coche y pide uno a algún amigo en el país que visites, si es que tienes esa alternativa. O también puedes invertir en un portabebe, nosotros tenemos un Ergobaby y estamos fascinados!  

Dato: Si tienen portabebés, no les sugiero usarlos en países con mucho calor o en pleno verano, no al menos en las horas con más sol. Tu hija/o se desesperará por el calor y sudor, y tú la pasarás el doble de mal intentándola/o ayudar.

4. De ser posible vuela bien acompañada/o

Siempre habrán momentos en los que estarás agotada/o y necesitarás un par de manos extras con tu hija/o. Si tienes la oportunidad viaja con tu pareja o un cercano que sea un real apoyo y no alguien que te estrese aún más en el viaje 🙂

Les comento esto ya que te faltarán manos en policía internacional, en el embarque y sobre todo en el vuelo. ¿Cómo pretendes ir al baño en un vuelo de 18 horas? ¿Quién podría pasear a tu hija/o en el avión cuando estés agotada y en plena noche?

5. Empaca en tu bolso de mano una cantidad razonable de pañales y cambios de ropa

Lo sé, lo sé, muchas mamás y papás primerizos queremos CONTROLAR y adelantarnos a cada imprevisto. Pero empacar en tu bolso de mano todos los pañales disponibles y el closet completo de tu hija/o, es totalmente INNECESARIO.

En nuestro caso viajamos 18 horas de vuelo, llevamos 3 maletas bajo el avión y llevamos en cabina lo necesario para nuestro hijo: Útiles de aseo, fórmula/relleno, mantas y pañales y cambios de ropa calculados para 1 día más de vuelo. Dato: Les sugiero vestir a sus bebés con ropa elasticada y muy cómoda, ojalá enteritos y de tela fresca 🙂

6. Prepara el despegue y aterrizaje de tu hija/o

Los bebés y niños también sufren de presión en los oídos cuando despega y aterriza el avión. Para evitar dolores y llantos épicos prepara una mamadera, chupete, amamántalo o dale juguete de succión para que tu bebé esté chupando cuando despeguen o aterricen

7. Respeta las normas de seguridad de tu hija/o

Todo pasajero aéreo debe usar cinturones de seguridad, los bebés y niños pequeños NO son la excepción. En cada despegue, aterrizaje, turbulencia, o cada vez que sea obligatorio, debes conectar a tu hijo a un cinturón de seguridad especial que irá unido a tu cinturón. Y da igual si tu pequeño está durmiendo en la cuna especial de bebés, si es obligatorio debes ponerlo sobre tus piernas y engancharlo.

8. Empaca juguetes queridos y nuevos

Organiza con anticipación la posible entretención de tu hija/o en el avión. Empaca algunos juguetes favoritos de tu hija/o y lleva un par nuevos en caso de emergencia. Si gustas también puedes mostrarle algún programa de TV con el que se entretenga algunos minutos. Y si definitivamente tu bebé está muy activo y curioso, no dudes en dar un paseo por el avión, créeme no serás la/el única/o.

9. No te compliques con la alimentación de tu bebé

Si tu hija/o está bebiendo relleno/fórmula o leche en polvo, no te preocupes por llevar litros y litros de agua embotellada. Nosotros llevamos un termo de 1 litro y ningún problema, de hecho te la pueden rellenar en el avión. Respecto a la leche en polvo o fórmula, tengan cuidado con meterla en la maleta que va bajo el avión, por temperaturas podría echarse a perder (nuestro caso). Y si llevan compotas o frascos con papillas, no se preocupen, pueden subirlas al avión sin problemas y las azafatas pueden calentártela.

10. ¡Relájate y disfruta!

Viajar con tu pequeña/o será toda una aventura. Habrán momentos incómodos, sí, dalo por hecho, pero no dejes que te estresen y amarguen el vuelo. ¡Relájate, ríete y UF, respira hondo! ¡Y por favor, no pierdas el tiempo analizando el nivel de incomodidad de tus vecinos! Ellos con su vida y tú con la tuya 😉

 

¿Haz volado con bebé o niño pequeño? ¿Cómo fue tu experiencia? ¿Qué otro consejo agregarías a esta lista?
Con cariño, V.

NEVER MISS A POST!

¡Suscríbete y sé el primero en enterarte de las nuevas publicaciones en Lovilmi!

También te podría gustar

9 comments

  1. ¡Que buena! Sin duda encontrar todas esas cosas debe ayudar mucho, sobre todo si es en vuelo internacional, por que los nacionales generalmente son avioncitos pequeños. Que rico tu bebé, está precioso =)

  2. Ohhh, se me borró el comentario, buuu. Te decía que viajé con mi Gordín a los 10 meses y en total nos tocaron 4 despegues y sus aterrizajes y en los despegues apliqué la técnica de la pechuga y cero problema. Mi hijo no lloró y la verdad es que no tuvimos mayores problemas porque coordinamos las comidas y los juguetes. Lo único malo es que los baños son tan re chicos e incómodos para cambiar los pañales. Ahhh y nosotr@s nunca nos enteramos de la opción de la cuna. Hemos hecho viajes fuera y dentro de Chile con hijo pequeño y no nos apareció esa opción, ni siquiera la del cinturón de seguridad (que ya la conocía) así es que es algo que l@s padres/madres deben tener presente para pedirlos.
    18 horas son un montón, ojalá que no haya sido tan terrible el aburrimiento para tu pequeño. A nosotr@s en el viaje de vuelta de Bogotá nos tocó un avión lleno de guaguas (venían como 4) y hubo coro de llantos, en ese momento pesqué los audífonos y listo. Ojalá que más pasajer@s comprendan también lo difícil que es para l@s pequeñ@s y sean comprensiv@s y cooperador@s.
    Cariños para ti y el pequeñín.

  3. wuuaaaa.. tanta cosa!!! jeejeje además que fueron tantas horas de viaje, no es como viajar dentro del país en que sabes que en 2 horas ya estarán en destino
    No tenía idea que existían esas canasta… que prácticas, ojalá las tuvieran todas las aerolíneas porque es algo suuuper necesario
    Nunca se me habría ocurrido proteger el coche, pero es un suuuper consejo ya que no son muy cuidadosos con tu equipaje
    También anotaré el consejo de chupar algo durante aterrizaje/despegue… la solución perfecta
    Cariños Vilma, hasta cuando por estos lares?

  4. Vilma me encantó este post, muy informativo y necesario! Aún no es mi momento, pero cuando llegue visitaré de nuevo tu post y lo prepararé todo muy bien hahaha.
    Espero estés pasando un maravilloso tiempo con tu familia y queridos en Chile!

    Saludos

  5. Ay… en verdad que es toda una odisea un viaje con hijos. Antes, en y después del avión jajaja

    Nosotros ya hemos viajado dos veces con Inha al extranjero, viajes cortos eso sí, y nunca hemos tenido atado por suerte. Leímos un par de blogs al respecto para ir preparados pero sin exagerar. No queríamos ir con mil maletas de mano y cosas en la cabina. Fuimos con lo justo y fue suficiente para todo. En el caso de la comida, al igual que el canasto puedes pedir que te traigan comida para bebé en el avión. Eso sí que tienes que reservarlo con anticipación, cuando compras los pasajes, igual que la canasta. En el caso de Korean Air vienen dos compotas, una de fruta y otra de comida (100 mL aprox de cada una), agua embotellada para bebés y un jugo. Es buenísimo. En el último vuelo incluso nos dieron una bolsa para mantener entretenido al bebé, con unos juguetes, lápices y figuritas de papel.

    Ah! y con respecto al coche también hay una opción (para mi la mejor) en que antes de subir al avión se lo pasas al personal de vuelo. Ellos lo mantienen en el avión, pero no necesariamente cerca tuyo, y lo tienen listo para cuando tú te bajas del avión. Así haces todo el trámite de entrada y policia internacional con el bebé en el coche.

    Saludos!

¡Anímate a comentar! ♥